domingo, 10 de junio de 2012

Fase de Ascenso 2ª Ronda, VUELTA Ponferradina 3-0 Lucena

A un solo paso del Ascenso. Tras el partido de anoche ahí es donde está la Ponferradina, que ayer hizo un buen partido y demostró que lo que se vio en el Ciudad de Lucena era una Ponferradina muy por debajo de su nivel medio y que dio muchas facilidades a los andaluces, sobre todo en el aspecto defensivo. Ya sólo quedan dos partidos, un pasito más para volver a la categoría de plata, pero el rival va a ser de los más duros que había en la fase de ascenso, el Tenerife.

La Deportiva comenzó el partido con algunas dudas, lo que permitió que en el primer minuto de juego el Lucena tuviera su primera ocasión del partido por medio de Matías Saad. 'Falete' volvió a apostar por el argentino en detrimento de Hugo Díaz, que, y es mi sensación personal, es mejor jugador que el gaucho, pero no me voy a quejar de las facilidades que dé el rival. De todas formas el argentino dio muchos quebraderos de cabeza a la defensa blanquiazul con su gran poderío aéreo y su lucha por cada centímetro de terreno. Pero a pesar de la ocasión inicial de los andaluces, la Ponferradina se adueñó del balón y empezó a madurar el partido. No inquietaba apenas, pero no sufría y tenía el balón. Y en la primera ocasión de la Deportiva llegó el tanto que encarrilaba la eliminatoria. Una falta que Samuel entrega a Yuri en la frontal y el brasileño que se gira y dispara sin pensárselo dos veces y sorprendiendo por completo a Vargas. Dice el refrán que por la boca muere el pez, y 'Falete' esta semana lo ha confirmado. En diversas entrevistas con los medios ha dicho entre otras cosas, que no le gustó el planteamiento del Jaén, que fue a por el partido y al intercambio de golpes (lo que demuestra que no vio el partido o que lo que le han contado es mentira) y que la Deportiva no es un equipo de intensidad y que apriete para conseguir el gol. Para un equipo que no aprieta marcar a los 8 minutos no está nada mal, igual si hubiera apretado en el minuto 10 ya iban 4-0. La cosa es que el gol de Yuri trastocó por completo los planes de los cordobeses, que abrieron la puerta de acceso al terreno de juego para sacar el autobús: no había peligro, ya nadie se lo iba a robar. Aún así la Deportiva siguió domando el balón y controlando el partido. Ya era sólo cuestión de esperar, lo malo es que había que esperar demasiados minutos, por lo que Yuri de nuevo volvió a intentar que la espera fuera más tranquila y en una contra se plantó solo ante Vargas que detuvo el primer disparo del brasileño a bocajarro y el rechace que cayó en la cabeza del delantero blanquiazul se marchó por encima del larguero. El Lucena todavía no daba señales de vida, a pesar de que Saad se peleaba con todos los defensas blanquiazules, no le llegaba un solo balón en condiciones, sus compañeros preferían enviar balones largos, francos para la defensa berciana que apenas tenía apuros. Los aracelitanos reclamaron penalti al cuarto de hora por una caída en el área de Saad, pero ya os digo yo que ná de ná, fue justo delante mio y aunque no hay imágenes para meter la jugada en la moviola, el jugador se cae de maduro y Samuel que es el jugador que está más cerca lo único que hace es ponerle el aliento en el cogote. Con una Ponferradina que controlaba el partido como pocas veces, parecía cuestión de tiempo que los de arriba se encontraran y volvieran a marcar. Y así fue en el minuto 19, pero el tanto no subió al marcador. Al principio pensé que era por fuera de juego, primero de Máyor en el pase largo (que no era) y luego de Yuri al cual golpea el balón antes de que entre (que tampoco es), fue porque a juicio del asistente el balón había salido de puerta antes de que Máyor centrara. La jugada es dudosa, pero no influyó demasiado en el resultado. El partido iba trancurriendo sin mayores incidencias, hasta que el árbitro metió al público aun más en el partido con varias faltas en la lateral del área pitadas a favor de los andaluces. Si bien hay que decir que la primera fue falta, las otras dos no lo fueron ni por asomo, pero en ese momento todo el mundo sabía que el único peligro que podía crear el Lucena era a balón parado, por lo que los congojos se pusieron a la altura de la pajarita, aunque las tres faltas, casi consecutivas, no supusieron peligro para la zaga, que despejó las dos primeras y la tercera fue rematada por Saad alto, pero en fuera de juego. De todas formas, desde hacía algunos minutos la Deportiva había perdido el control del juego y se metió en un terreno pantanoso, ya que se contagió del juego directo del rival y al contrario de como había hecho en toda la primer mitad, hasta el momento, no dejaba reposar el juego, sino que se precipitaba con pases largos que la mayoría de las veces no encontraban receptor. También la afición se dio cuenta de ello y mis compadres y yo comentábamos que había que ralentizar el juego, volver a lo nuestro y dejarles a ellos hacer lo suyo, pero el equipo entró en una dinámica autodestructiva (le pasa a veces) y por mucho que se diga nada se puede hacer. Apenas un minuto después de la última falta peligrosa a favor del Lucena la grada reclamó penalti sobre Acorán en una internada del chicharrero por la lateral del área. Ya en directo, aun en la distancia no me lo pareció y una vez vistas las imágenes confirmé la sensación. No era penalti. Hasta el descanso sólo dos acciones a reseñar, un centro de Máyor con mucho peligro que detuvo Vargas y una falta inventada (el jugador al que supuestamente le hacen falta se rebala y se cae de culo) por el colegiado en el borde del área de la Deportiva que Orlando atajó sin difucultades, un Orlando que anoche estuvo especialmente bien. Esa fue la última acción antes del "bocata time" que llegó con la sensación de que la Deportiva debía volver a la senda de juego de la primera media hora de partido o nos iban a vacunar.

La segunda parte comenzó con un disparo del Lucena que salió desviado en el primer minuto, más o menos como en la primera parte, con una diferencia. Fofo, que ayer fue titular actuaba un poco más cerca de los centrocampistas y no tanto como segundo punta, lo que le hacía entrar más en juego y clarificar la transición por la medular berciana. Y se notó el cambio, porque si bien el ibicenco estuvo algo perdido en la maraña defensiva lucentina en la primera mitad en la segunda con algo más de espacio comenzó a sacar sus virtudes, y la primera fue un pase a Máyor que lo dejó solo ante el portero aunque el de Aspe marró la ocasión, abusó de la colocación y prescindió de potencia, con lo que más que un disparo casi fue una cesión, comprometida, pero cesión. La volvió a tener poco después el '9' blanquiazul, pero su disparo, desde fuera del área, se fue alto. Y Máyor volvió a aparecer en la siguiente jugada de ataque de la Deportiva, esta vez no como rematador, sino como asistente de Acorán en el segundo tanto deportivista. Un robo de balón en el centro del campo con la defensa andaluza saliendo, Máyor que la cede a la derecha a Acorán para que el tinerfeño se meta en el área y bata a Vargas de tiro cruzado. 2-0 y el equipo que en caso de un gol en contra se aseguraba la prórroga. Con la eliminatoria prácticamente perdida 'Falete' introdujo en el campo a Javi Lara y a Hugo Díaz, y su equipo cambió la cara drásticamente. Empujados por la obligación y la desesperación, pero también por la calidad de los dos jugadores que habían entrado en el terreno de juego el Lucena le quitó el balón a la Deportiva y lo utilizó con criterio. Fueron los mejores minutos de los andaluces en todo el partido, pero no consiguieron el premio del gol. Del 66 al 68 fueron dos minutos de auténtica tensión en el que los aracelitanos estuvieron a punto de poner la eliminatoria en tablas. Una entrada por banda derecha y un centro medido a la cabeza de Hugo Díaz fueron el preludio de los minutos de más sufrimiento. El centro fue rematado de manera magistral por el delantero andaluz y obligó a Orlando a esforzarse para mandar el balón al patíbulo, quiero decir, a córner. La belleza de la acción es sus tres tramos (centro, remate y parada) es espectacular. El saque de esquina no tuvo consecuencias directas, pero la jugada subsiguiente propició un disparo desde la frontal del área que Orlando tuvo que volver a enviar a la esquina con una gran estirada. El corner volvió a propiciar otro disparo desde fuera que dio en un defensa y dio una nueva oportunidad a los cordobeses en su especialidad de la casa. El siguiente córner puso el corazón en un puño a la grada, pues el balón se paseó por delante del portal de Orlando sin que, afortunadamente, encontrara rematador. Sufría la Deportiva en esos momentos y Claudio enfrió el partido a base de meter los cambios, que eran necesarios, pero que servían, de paso, para dar un poco de aire a un equipo al que le habían dado un golpe en la boca del estomágo y apenas estaba recuperando el aliento. El partido se enfrió tanto que casi se congeló en el tiempo y en los siguientes diez minutos se jugó, pero sin apenas jugar. El arreón del Lucena había pasado, por suerte para los que padecen problemas cardíacos, y el encuentro se desarrollaba en una tensa calma que se preveía que se podía romper en cualquier momento. Carlos Ruíz lo intentó desde lejos viendo a Vargas adelantado a 8 minutos del final, pero su disparo se fue fuera por mucho. En el 89 más clara ocasión tuvo Javi Navarro que se quedó solo ante Vargas, más bien Isaías le dejó solo ante él en una maniobra que dejó sentado al defensor del cuadro andaluz pero el guardameta evitó el tercero a bocajarro. Pero como no puede haber un final sin emoción, a la desesperada el Lucena se fue arriba y provocó un córner que el propio Vargas subió a rematar. El saque de esquina lo salvó Javi Navarro bajo palos y le siguió un nuevo córner que se saldó sin consecuencias, pero que provocó un tercero que Orlando despejó de puños, y tras varios emboliques el balón le cayó a Dídac, que se recorrió todo el campo y se metió con el balón dentro de la portería para hacer el tercer y definitivo tanto blanquiazul. Por cierto buen rendimiento del mallorquín, que no ha jugado mucho pero ha hecho cosas buenas como el gol de ayer y bonitas, como la asistencia en el segundo gol ante el Jaén. El canterano bermellón está teniendo sus minutos y los está aprovechando. El trencilla pitó el final del encuentro mientras la Deportiva celebraba el tercer gol, con lo que la Ponferradina pasa de ronda y se medirá en la Final al Tenerife.

Lo que más me gustó:
  • La transformación de Alan al lateral. Aunque no es su demarcación, Claudio lo está utilizando para suplir a un Pepe que no está por completo en plena forma y un David Malo en el que no confía demasiado (ni él ni nadie) y el gerundense se ha adaptado a la perfección a su nueva posición y está cumpliendo con creces, además Samuel y Carlos Ruiz se complementan bien, por lo que la no presencia del catalán en el centro de la zaga no repercute en su rendimiento, y por ahí va mi siguiente punto.
  • Otra cosa que me gustó fue que volvimos a dejar la puerta a cero. Esto sólo está sucediendo en los partidos de casa, pero es bueno marcar fuera, aunque pierdas y no encajar en casa y en eso la Deportiva está cumpliendo, veremos a ver si perdura.
  • Me gustó mucho Curro Vacas. Se nota que es un tipo que ha jugado en categorías superiores y que lleva años dándole a esto de la pelotita, porque salvo en el primer gol, en el que le tocaba marcar a Yuri y no se esperaba un disparo tan rápido el resto del partido estuvo perfecto, sacó bien el balón, hizo bien las coberturas y estuvo siempre muy encima de su marca.
Lo que menos me gustó:
  • No me gustó el árbitro. Estuvo muy mal, se inventó alguna faltas y no pitó algunas evidentes, fue malo para los dos equipos no sólo para uno.
  • Hubo momentos del partido en los que caímos en su juego y nos perjudicó. Debimos ser más fríos y seguir moviendo el balón como se estaba haciendo hasta entonces. Por suerte ellos prácticamente no nos crearon peligro pero nos pudo haber costado caro.
  • Aunque el equipo estuvo bien defensivamente fuimos algo blandos. Dado que el arbitraje era nefasto y que permitía mucho, el equipo tardó en darse cuenta de que podía entrar con un poco más de brío y no hacer prisioneros, no digo ser brusco, pero sí ser más impetuoso.


LA MOVIOLA

GOL ANULADO A ACORÁN (min. 19)

La jugada es dudosa y la toma no es buena, pero parece que el balón sale, no sé si por completo o no, pero a la velocidad que iba el balón es difícil, yo creo que acierta.
POSIBLE PENALTI SOBRE ACORÁN (min.39)

Acorán llega un poco desequilibrado y el defensor le mete un poco el brazo, si te lo pita te lo comes, pero yo creo que no es. Acierto

Ahora como es habitual os dejo las crónicas, el resumen y la Rueda de Prensa.



Enlace a las Ruedas de Prensa de Falete y Claudio

El resto de resultados de esta eliminatoria han sido los siguientes:

Mirandés 0-3 R.M. Castilla
Cádiz 0-0 Albacete (Pasa el Cádiz por penaltis)
Atco. Baleares 0-0 Lugo
Tenerife 3-2 Balompédica Linense
Con estos resultados el Castilla se proclama Campeón de Segunda B con merecimiento y desde que se instauró ese campeonato, por primera vez no lo gana un equipo del Grupo IV y además el sorteo de mañana sólo decidirá el orden de la eliminatoria Ponferradina-Tenerife, ya que Lugo y Cádiz se enfrentarán entre sí con la vuelta en la Tacita de Plata. Por hoy nada más. Un saludo.

Pasadlo bien y disfrutad del juego.
 

2 comentarios:

Antonio dijo...

Ahora a por el Tenerife a muerte VAMOS que podemos
Un enorme saludo desde http://orgullobenfiquista.blogspot.com/
http://bufandasybanderasamps.blogspot.com/

Tabuyo dijo...

Ánimo, todos con la Deportiva!!!