domingo, 9 de junio de 2013

A un paso de la Gloria

Un gol. Eso es lo que le ha faltado a la Deportiva para coronar su histórica temporada con una guinda con la que a muchos se nos hacía la boca agua. Y eso que se dieron los condicionantes necesarios, pero no ha podido ser. Mala suerte, o más bien falta de fuerzas, eso es lo que le ha faltado a la Ponferradina en el tramo final de una temporada que es larga, y se ha hecho mucho más larga.

El partido no tuvo mucho historia, la verdad, en la primera parte la Ponferradina apenas apareció por el terreno de juego y el Lugo aprovechó la circunstancia para hacer sus dos goles. En la segunda, con la salida de Fofo, pero sobre todo de Wellington el equipo espabiló y logró empatar y Leandro en el descuento sacó el tercer gol lucense con una parada de mucho mérito. Ese es, a "grosso modo", el resumen del partido.

Yuri no puede evitar las lágrimas tras el esfuerzo. Foto: Mauricio Peña
Pero la temporada ha dado para eso y para mucho más. Tras comenzar la misma con pobres resultados, merced a un calendario terrorífico, en el que se juntaron en las primeras 6 semanas de competición cinco de los equipos, que a la postre, han quedado por encima en la tabla, el equipo fue emergiendo hasta que contra el Córdoba tocó fondo con un partido horrendo. A partir de ahí 6 victorias consecutivas, hasta el parón navideño y tras comenzar el nuevo año, nuevas dudas. Dos derrotas consecutivas en sendos malos partidos y vuelta a empezar un calendario, que esta vez se le dio algo mejor a la Deportiva en cuestión de puntaje. Un meritorio empate frente a un Elche lanzado en un gran partido en una lluviosa noche direon alas para soñar. La Deportiva escaló hasta los puestos privilegiados de la tabla, y ya no se volvió a marchar. Aquí tengo que hacer una corrección sobre algo que dije hace unas semanas, que la Deportiva había sumado una de las rachas más largas de imbatibilidad, no, ese mérito pertenece al Villarreal. Semana a semana el equipo fue cubriendo metas volantes. Primero la salvación matemática, y cuando se consiguió ese objetivo, los de Claudio fueron eliminando uno a uno a sus rivales directos por la lucha al Play-Off hasta quedarse sola, en un mano a mano con la UDLP. Un gol en el último minuto, una desgraciada acción sepultó, aunque todavía no se sabía, las opciones de la Deportiva. El empate le habría supuesto ser el miércoles el rival de la U.D. Almería, pero la suerte no quiso congraciarse con los este humilde equipo. Comenté aquí que ya había dicho a mis vecinos de grada que a falta de 5 jornadas necesitaríamos 9 puntos. 7 fueron los que hizo la Deportiva y sólo le faltó 1. Una victoria ante Racing o Lugo habría permitido alargar algo más un sueño, del que ayer despertamos con un sonoro golpe. Nos caímos de la cama. Pero el sueño ha sido dulce y se ha disfrutado, esperemos que el año que viene se pueda repetir, o incluso, mejorar.

El partido de ayer dejó por la desazón, seguramente, alguna escena algo desagradable al final, y muchas críticas airadas al Lugo, su afición y alrededores. Ningún reproche por mi parte, ni al Club ni a los aficionados. Bien es cierto que no pude ir a Lugo y que seguramente no me sentí personalmente ofendido por ninguna actitud, pero si la gente hizo la ola y disfrutó de su equipo, bien ganado lo tienen, que ya vendrá alguien a joderlo desde algún despacho. Y con respecto a los jugadores lucenses, un diez. Su equipo hizo lo que tenía que hacer, darlo todo aunque no se jugaran nada, esa es la actitud. Yo también habría deseado que algún jugador rojiblanco, en el descuento hubiera hecho en el área una mano imposible de no pitar o se hubiera llevado por delante, aparatosamente, a algún jugador de la Deportiva y que el trencilla no tuviera dudas, pero hay que ser buen profesional y velar por los intereses de quien te paga, y más importante, de quien se deja la voz y el dinero, para que tú, jugador de fútbol, puedas ejercer tu profesión y llegar a fin de mes, cosa no tan habitual en los tiempos que corren. Por eso, y por mi parte, chapeau. Es entendible el cabreo de algunos, pero se les pasará cuando pongan todo en perspectiva.

El final de temporada nos deja buenas nuevas (un poco a medias, falta concretarlas) y algún que otro dato curioso. Las buenas nuevas son que dos de la piezas fundamentales de este equipo, Claudio y Juande, seguramente sigan en la escuadra berciana. Gran noticia sería la renovación de ambos. Sería otra gran noticia la renovación de Santamaría, pero eso, me da a mi que va a ser más difícil, pero Leandro, lo poco que ha jugado, a mi me ha parecido un gran portero, si se marchara el navarro, sería importante atar al valenciano. Los datos curiosos, la mayoría de ellos gracias a Pedrito Martín (@pedritonumeros), el "estadístico" de Tiempo de Juego: Yuri, máximo goleador de la Deportiva ha marcado el 36,84% de los goles de la Deportiva (21 de 57), tercer ratio más alto de la Competición. Le superan Portillo 39% y Charles 37%. El brasileño también es el jugador que ha marcado en más partidos esta temporada, en 20. Con 19 se quedan su primo Charles (27 goles) y Jesé (22). También ha sido uno de los jugadores que más puntos ha dado con sus goles, 20 de 66. Sólo le supera su primo que le ha dado 24 puntos a su Almería. Este dato es de cosecha propia. La Deportiva ha sumado puntos en esta Liga ante todos sus rivales, a excepción de Villarreal y UD Las Palmas. Quizás los números no sean la mejor opción para cerrar un año mágico, pero dejan bien a las claras la realidad de lo que este equipo ha hecho. Felicitémonos, y esperemos con ilusión y alegría (y ansia de fútbol), gozos venideros. Para terminar os dejo el resumen de ayer, solo eso. Durante esta semana, pondré notas y como maestro benevolente, habrá aprobado general....o no. Un saludo.

Pasadlo bien y disfrutad del juego.

1 comentario:

Tabuyo dijo...

Una lástima, ánimo a todos los jugadores y a los aficionados que estaban tan ilusionados. El año que viene más y mejor.

Un saludo.